Nuestro sistema funciona de manera autónoma, es decir no necesita conexión a red eléctrica ni de agua, una característica que ofrece la ventaja de posibilitar el lavado en el mismo lugar donde se encuentra estacionado el vehículo, y todo ello sin dejar ningún resto de suciedad en el suelo.

Primeramente se rocía el producto sobre la zona a limpiar y se pasa un paño de microfibra retirando la suciedad más gruesa ya encapsulada por el producto, una vez retirada la suciedad se pasa otro paño retirando el excedente de producto y suciedad que pudo haber quedado. Dejando como resultado final una superficie limpia, encerada y protegida.

El proceso de lavado completo del vehículo (por fuera) se realiza en aproximadamente 20 minutos, destacando el uso de nuestra línea de productos biodegradables que nos permiten brindar un servicio con calidad de limpieza insuperable sin riesgo alguno para la carrocería.

  • 0% Consumo de agua
  • 0% Contaminación
  • 100% LIMPIEZA
  • ECOlógico
  • ECOnómico